Análisis Corsair Ironclaw RGB Wireless el ratón gaming inalámbrico

Análisis Corsair Ironclaw RGB Wireless el ratón gaming inalámbrico

Análisis ratón gaming Corsair Ironclaw RGB Wireless en español. Este es el analisis del Corsair Ironclaw RGB Wireless, esta versión inalámbrica incluye tres botones mas para hacer un total de 10 botones programables, un sensor PixArt PMW 3391 de gama alta que llega hasta los 18000 DPI. Incluye iluminación RGB y viene con la tecnología Slipstream Wireless de 2.4Ghz de Corsair pero que también lo podemos conectar por Bluetooth o por cable.

El precio de este Corsair Ironclaw RGB Wireless es de 80€ en PcComponentes y de unos 100€ en Amazon España. Son precios mas que razonables para este raton y que son bastante normales.

Unboxing

En la caja encontramos el ratón, el cable de USB a micro-USB que nos servirá para usar el ratón conectado con el mismo cable, además de poder cargar el propio ratón. El cable mide 180 centímetros y es mas bien rígido. Como ultimo encontramos el adaptador USB y el receptor alámbrico para la conexion Bluetooth y banda 2.4Ghz apodada Slipstream.

Calidad de construcción ratón gaming Ironclaw RGB Wireless

Empezamos a repasar el aspecto físico de este ratón de Corsair. El tamaño y forma es sumamente importante para saber si este ratón se va a adaptar a nuestra mano. El Corsair Ironclaw RGB Wireless esta construido de manera increíble combinando distintas texturas y materiales para darle un acabado premium. Es un ratón muy grande con un perfil alto, esta diseñado y pensado para un agarre principal de tipo palm grip solo para diestros.

El Ironclaw es un ratón de grandes dimensiones como puede ser el Logitech G602 y que tiene un peso de 130 gramos. Como podéis ver en esta comparativa de peso, este ratón esta en la sección de ratones pesados junto al Sharkoon SGM1 y el Logitech G602, por lo que podemos considerar que el Ironclaw Wireless es un ratón grande y pesado. Si tienes una mano mediana o pequeña este ratón no esta pensado para ti.

Como digo es un ratón muy grande e incluso yo mismo que tengo una mano de 20 centímetros se me hace grande, aun que la forma que tiene este ratón gaming Corsair hace que con un agarre palm grip sea muy fácil de usar.

Este es un ratón con 13 centímetros de largo, 8 centímetros de ancho y con una altura de 4,5 centímetros, por lo que con estas dimensiones estamos hablando de un ratón muy grande y que solamente es recomendado si tu mano mide mas de 18 centímetros.

Tampoco estoy diciendo que si tienes una mano de 16 centímetros no puedas usar este ratón, pero sí que es un aviso bien claro para que te hagas a la idea de que no estamos delante de un ratón común con unas dimensiones estándar.

Como veis tiene un aspecto agresivo y con gran cantidad de botones. En en la parte izquierda encontramos 5 botones totalmente personalizables y una zona para reposar el pulgar con acabado en goma texturizada que aumentará nuestro agarre.

Tenemos 3 indicadores led para saber en qué nivel de DPI estamos, ya que podemos configurar hasta 3 niveles distintos de DPI y podemos intercambiarlo rápidamente con estos botones dedicados. Ademas de los clics principales como el clic izquierdo, derecho y la rueda central, tenemos un par de botones mas justo al lado.

En general son unos buenos clics y aun que tengamos muchos botones en el mismo ratón, están suficientemente bien colocados para que no molesten cuando usamos el ratón.

La rueda es robusta con un acabado en goma texturizada, el giro de la rueda es una delicia y el clic no es tan suave como me gustaría, lo siento algo duro. Pero una cosa que me hubiera gustado ver es una rueda infinita como encontramos en el Logitech G502, pero en general estamos delante de un ratón muy robusto y bien construido.

En el frontal del ratón gaming tenemos la conexion micro-usb para conectar el cable que está incluido con la caja. Este nos permitirá usarlo con el cable mientras cargamos la batería del propio ratón.

Ironclaw RGB Wireless: Switches y sensor

Hablamos de los switches y el sensor que monta este Corsair Ironclaw RGB Wireless. En los clics principales tenemos unos clics suaves y táctiles que responden muy bien. Los switches que monta son unos Omron D2FC-FK de 50 millones de clics, por lo que esta a la altura de lo que esperamos con un raton de estas caracteristicas.

El clic de la rueda como ya he dicho lo siento algo duro para mi gusto. Los demas clics del ratón de los botones auxiliares montan micro-switches Kailh que se sienten muy bien.

Si giramos el ratón encontramos los surfers que deslizan de manera suave con poca fricción. En este caso he estado usando el ratón sobre la alfombrilla de corsair MM350 XL, por lo que en este combo el deslizamiento de cualquier ratón va a ser muy bueno gracias a la calidad de la alfombrilla. La alfombrilla la podemos comprar en PcComponentes por unos 25€.

El sensor del Corsair Ironclaw es el PMW 3391, uno de los mejores sensores que podemos comprar hoy en dia. Podemos configurar mediante software los DPI del sensor desde los 100 DPI hasta los 18.000 DPI con un polling rate de 1000Hz, que como dato curioso no nos deja seleccionar otro polling rate, solo tenemos disponible el uso de este ratón con un polling rate de 1000Hz, por lo que siempre vamos a tener un tiempo de respuesta de 1ms.

En los test que se pueden hacer en el sensor muestran que tenemos una precisión dentro de lo esperado pero no tan bueno como debería ser en este sensor PMW 3391. Las pruebas hechas en este ratón han sido varias y podemos ver que pese a la gran precisión que tiene el PMW 3391 en este ratón tanto de modo inalámbrico como con cable.

En el tiempo de respuesta también cambia, pero se mantiene estable en todo momento en el modo inalámbrico usando la banda 2.4Ghz. En el tiempo de respuesta no vamos a tener ningún problema como podéis ver en los test realizados en el modo inalámbrico y con cable.

Si comparamos con el Corsair Glaive RGB Pro, que monta el mismo sensor PMW 3391, parecen sensores distintos, tenemos la conteo mucho mas limpio en el Glaive por lo que eso quiere decir que tenemos una respuesta mas precisa.

Es decir, es de esperar que un mismo sensor funcionando en modo inalámbrico no presente tanta precisión, pero es raro que funcionando en el modo cableado no tengamos una precisión igual al Glaive, por lo que nos deja entrever que a pesar de ser un buen ratón, no es tan preciso como debería.

Software

Tenemos un software típico de la mano de Corsair sin mucho misterio. La interfaz esta cuidada y todo esta donde debe estar. Podemos personalizar colores de iluminación, los DPI, y muchas otras cosas.

Batería

La duración de la batería es bastante decente. La batería del Ironclaw RGB Wireless se carga en poco mas de 2 horas. La duración de batería puede cambiar mucho dependiendo de cómo lo usemos. Usando el ratón gaming de Corsair con la banda 2.4Ghz y con la iluminacion RGB activada la batería durará alrededor de 16 horas. En cambio si usamos la conexion Bluetooth la batería durará 24 horas. Pero si desactivamos la iluminacion RGB del ratón y usamos la conexion Bluetooth el ratón durará hasta las 50 horas de uso continuo.

Problemas

He tenido algunos problemas que pueden ser importantes para muchos de nosotros. El primer problema que se me presenta en este ratón es la inestabilidad del mismo, esto ocurre con el uso inalámbrico y también con el cable conectado.

Os digo desde ya que esto no tiene nada que ver con la calidad del sensor, si no que estoy seguro que es un problema que se presenta por interferencias de la iluminación RGB y la conexión inalámbrica, pero no os puedo confirmar al 100% que sea el causante de este problema. Esto hace que de momento sea un ratón poco recomendable para todo aquel que quiera usar el ratón de manera competitiva, pero si juegas de manera casual no creo que sea un problema importante.

Por otra parte tenemos un ratón muy pesado con 130g. Es verdad que el G502 pesa 121g, pero la distribución del peso es distinta y se hace mas cómodo, pero de igual manera estamos hablando de ratones que se pueden considerar muy pesados dentro del mundo de los ratones gaming.

Otra cosa que no me acaba de convencer es el botón de la rueda que llega a ser algo difícil presionarlo debido a su dureza.

Conclusión

En mi conclusión ¿es un ratón que pueda recomendar? Claro que si. Pero debéis de saber estas cosas sumamente importantes: Es un ratón únicamente para manos grandes, el Corsair IronClaw Wireless pesa bastante por sus 130 gramos y presenta una inestabilidad en la respuesta inalámbrica y con cable. La duración de la batería es decente pero creo que podría ser mejor, por lo que para mejorar esto deberás de desactivar la iluminación RGB del mismo ratón.

ironclaw-rgb-wireless-caja.jpg

Corsair Ironclaw RGB Wireless

Creo que Corsair esta cerca de convertir este ratón en uno de los mejores ratones inalámbricos del mercado, pero le falta afinar el sensor mediante software y arreglar los problemas en el tiempo de respuesta del modo inalámbrico.

Es un ratón gaming con un gran potencial a pesar de su tamaño y peso. Es un ratón bien pensado y con una calidad de construcción envidiable. Solo espero que en un futuro Corsair actualice el firmware para arreglar algunos fallos que tenemos actualmente para así convertir este Corsair IronClaw en uno de los mejores ratones del mercado.

Puedes comprar el Corsair Ironclaw RGB Wireless en PcComponentes por 80€ en este enlace de aquí. También tienes disponible este ratón gaming inalámbrico en Amazon España por unos 100€.


Review en video


Análisis del ratón gaming Corsair Glaive RGB Pro

Análisis del ratón gaming Corsair Glaive RGB Pro

Como saber que raton gaming necesitas

Como saber que raton gaming necesitas