Análisis del ratón gaming Corsair Glaive RGB Pro

Análisis del ratón gaming Corsair Glaive RGB Pro

Corsair Glaive RGB Pro es la actualización del ratón gaming Corsair Glaive. En este análisis te contaremos todo lo que necesitas saber de este Corsair Glaive RGB Pro y si realmente vale la pena.

Lo primero que tengo que decirte es que es un ratón que apunta a ser un ratón gaming competitivo, incluye tres tipos de acabados distintos para que puedas elegir con cual te sientes mas cómodo. La actualización del sensor también es una buena noticia, el Glaive original usaba el PMW 3360 y esta versión Pro usa el PMW 3391 alcanzando los 18.000 DPI ¿estará a la altura de lo que esperamos?

Antes de empezar a hablar de este ratón gaming de Corsair te voy a hablar del precio para que sepas en qué contexto nos estamos moviendo. El Corsair Glaive RGB Pro tiene un precio de 79,99€ en PcComponentes, en Amazon España encontramos este ratón gaming en un precio de 79,99€.

Unboxing Corsair Glaive RGB Pro

En el unboxing de este ratón gaming vamos a encontrar el ratón Glaive RGB Pro junto a tres piezas intercambiables. También encontramos las típicas guías de uso rápido y garantía. Más allá de aquí, no tenemos mucho mas reseñable.

Calidad de construcción del Corsair Glaive RGB Pro

Ahora entramos en materia y empezamos a repasar el aspecto físico y calidad de construcción de este ratón de Corsair. El tamaño y forma en un ratón es sumamente importante para saber si se va a adaptar a la manera en la que agarramos el ratón. El Corsair Glaive RGB Pro presenta una buena construcción dentro de lo esperado, pero que no podemos resaltar nada de él, ya que esta todo como esperamos.

Tenemos una textura de goma suave en prácticamente todo el cuerpo que hace que sea muy agradable al tacto, en ambos laterales tenemos un acabado en goma texturizada para aumentar el agarre del ratón. Es un ratón que podemos considerar grande y que nos sirve para prácticamente cualquier tipo de agarre, pero principalmente esta pensado para un tipo de agarre de tipo palm grip.

En el lateral izquierdo es donde tenemos una característica de gran interés. Este Corsair Glaive RGB Pro, igual que el Glaive tradicional usa tres tipo de acabados distintos que vamos a poder intercambiar fácilmente gracias a un sistema mediante imanes.

Es la gran atracción de este ratón Glaive, ya que así podemos elegir que tipo acabado es mas cómodo para nosotros. Podemos elegir entre un agarre mas estrecho con una pequeña hendidura, el segundo agarre es algo mas neutro, prácticamente en línea recta. Por ultimo tenemos un acabado en ala para reposar el pulgar fácilmente en el, totalmente pensado para un agarre de tipo palm grip.

Aunque parezca mentira, estas leves diferencias y acabados se notan mas de lo que podríamos pensar. En mi caso personal uso el acabado mas estrecho de todos, es el que me ofrece el agarre mas cómodo. Este tipo de configuración es lo que hace que este ratón marque la diferencia si lo comparamos con otros ratones gaming del mercado.

En el mismo lateral izquierdo encontramos 2 botones con un buen clic. Como es habitual, todos los botones del ratón son personalizables mediante el software de Corsair iCue. Todos los botones presentan un clic agradable y rápido. Quizás los clics laterales son algo difíciles de apretar, pero supongo que solo necesitamos acostumbrarnos a ellos.

Con los botones superiores podemos cambiar entre 5 niveles distintos de DPI que podemos personalizar a nuestro gusto, de nuevo recordando que todo esto se hace mediante el software de Corsair. Tenemos un indicador led para saber rápidamente en qué nivel de DPI estamos, algo que me parece un total acierto y que cada día vemos implementado en mas ratones de este estilo.

La rueda es robusta con un acabado en goma texturizada, el giro de la rueda es una delicia y el clic es decente, ni muy blando ni muy duro. Como apunte me habría gustado ver una rueda infinita como encontramos en el Logitech G502, pero en general estamos delante de un ratón muy robusto y bien construido.

Como ya he mencionado es un ratón que podemos considerar grande, este tiene un peso de 115 gramos, esto convierte este Corsair en un ratón con el mismo peso que el Corsair M65 y mas ligero que el Logitech G502 Hero.

Por ello podemos catalogar que es en un ratón que se acerca mas a un peso estándar acercándose a los 100 gramos de peso. Esto se nota desde el primer momento que usamos el ratón, en mi caso suelo usar como ratón principal el G502 de Logitech, entre estos dos ratones la diferencia es de apenas 6 gramos pero es algo que se puede llegar a notar.

Acabando con el cable, tiene una longitud de 180cm bastante flexible y no presenta ninguna rigidez extrema como si podemos encontrar en otros ratones gaming. El cable esta perfectamente colocado para que la unión del cable con el cuerpo no esté permanentemente rozando con la alfombrilla.

Si giramos el ratón tenemos 4 surfers con un buen tamaño, en el caso que usemos el acabado de pulgar vamos a tener un ratón con 5 surfers. En mi experiencia estos surfers hacen que el ratón se deslice fácilmente por nuestra alfombrilla Corsair MM350 XL.

Switches y sensor

Una de las especificaciones técnicas mas importantes de un ratón son los switches y el sensor. En los clics principales tenemos unos clics suaves y táctiles que responden muy bien.

Los switches que monta son unos Omron D2FC-FK de 50 millones de clics, por lo que esta a la altura de lo que esperamos en un ratón de estas características. El clic de la rueda como ya he dicho lo siento bien. Los demás clics del ratón como los botones auxiliares montan micro-switches Kailh que se sienten muy bien.

El sensor del Corsair Glaive RGB Pro es el PMW 3391, uno de los mejores sensores que podemos comprar hoy en día. Podemos configurar mediante software los DPI del sensor desde los 100 DPI hasta los 18.000 DPI con un polling rate de 1000Hz. También podemos seleccionar otro tipo de frecuencia de sondeo, desde los 125hz (8ms), 250hz (4ms), 500hz (2ms) y los tan apreciados 1000Hz (1ms).

Test de rendimiento

En los test que se pueden hacer en el sensor muestran que tenemos una precisión increíble en este sensor PMW 3391. Las pruebas hechas en este ratón han sido varias y podemos ver la gran precisión del PMW 3391 en este ratón.

En el tiempo de respuesta se mantiene estable en todo momento en los prometidos 1000hz y su rápido tiempo de respuesta de 1ms. Con el Corsair Glaive RGB Pro no vamos a tener ningún problema con el tiempo de respuesta como podéis ver en los test realizados. Por lo que podemos decir que estamos delante de uno de los mejores ratones que tiene Corsair.

Repasando todos estos aspectos, podemos ver como técnicamente no se diferencia en nada del Corsair Ironclaw RGB Wireless que ya hemos analizado en crítica lógica. Si quieres saber mas sobre el Corsair Ironclaw RGB Wireless puedes leer el análisis aquí mismo.

Software

En el apartado del software, tenemos un software típico de la mano de Corsair sin mucho misterio. La interfaz esta cuidada y todo esta donde debe estar. Podemos personalizar colores de iluminación, los DPI, y muchas otras cosas. Mencionar que desde crítica lógica nunca le daremos tanta importancia al software, solo comprobamos que todo funciona dentro de lo esperado. 

Nosotros solo nos fijamos que el software cubra los aspectos básicos que todo gamer necesita: cambiar los DPI y la creación de macros. Este Corsair iCUE cumple todas las expectativas que tenemos en un software de un periférico, no tenemos lageos en la aplicación, inestabilidad o cualquier otro error molesto. Tampoco nos obligan a registrarnos, por lo que consideramos que el software Corsair iCUE es muy bueno.

Conclusión

Después de varias semanas usando el Corsair Glaive RGB Pro, no hemos percibido o notado ningún tipo de problema en su funcionamiento. Todo está donde debe estar, funciona como una máquina bien construida. El uso a largo plazo es cómodo. Los clics principales responden a la perfección igual que el deslizamiento sobre la alfombrilla Corsair MM350 XL haciendo un combo perfecto para el gaming.

Estamos delante de un ratón gaming increíble, versátil y que cumple las expectativas de un ratón de estas características. El sensor PMW 3391 se comporta como esperamos, el peso del ratón hace que sea muy cómodo y no se siente pesado a lo largo de una sesión gaming.

La gran virtud de este ratón son los distintos acabados para adaptar nuestro tipo de agarre y que este sea mas cómodo para nosotros. No echamos en falta nada a pesar de algunas críticas muy personales referente a la falta de botones, como el botón sniper tan característico de algunos ratones de Corsair como puede ser el Corsair M65.

Lo que nos podemos quejar actualmente es el elevado precio del ratón en comparación a su competencia. Estamos delante de un ratón gaming de 79,99€, un precio muy elevado si lo comparamos con el Logitech G502 Hero que cuesta apenas 67€. Esta diferencia de precio de 13€ puede servir para invertir en una alfombrilla mejor. El Corsair Glaive RGB Pro es un buen ratón gaming y que recomendamos.


Review en video


Análisis Corsair Ironclaw RGB Wireless el ratón gaming inalámbrico

Análisis Corsair Ironclaw RGB Wireless el ratón gaming inalámbrico